Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, mostrar contenido multimedia, analizar hábitos de navegación, crear estadísticas de uso y ofrecer sus servicios. Puede deshabilitar su uso, eliminar, u obtener más información sobre estas cookies en nuestra política de cookies. Al visitar este sitio web consiente el uso de estas cookies. Para más información, consulte nuestra política de cookies.

En qué se emplean

En su afán por ir tejiendo esas “redes de caridad” a las que hace referencia Benedicto XVI en su encíclicaCaritas in Veritate,la Comisión de Caridad procura establecer convenios de colaboración con diferentes entidades y empresas para conseguir no sólo donativos en metálico sino también en especie o colaboraciones de otro tipo. En esa misma línea sus actuaciones no se refieren sólo a ayudas materiales sino también a actuaciones conjuntas con otras asociaciones o entidades.

En la actualidad la Comisión de Caridad colabora con Red Madre; con el Economato de la Fundación Casco Antiguo, en el que mantiene a cuarenta asistidos; con la Asociación Síndrome de Down, a la que la Hermandad cede su Casa una tarde a la semana, para que alumnos de esta Asociación reciban clases de pintura. Se conceden becas a Fundaciones como San Pelayo, dedicada a la educación de personas con discapacidad psíquica y se atienden becas para la formación de sacerdotes en el Seminario Diocesano.

A todo esto hay que añadir las ayudas más inmediatas y personalizadas que tienen como finalidad atender necesidades urgentes: el pago de recibos vencidos de energía eléctrica o suministro de agua, para evitar el corte del servicio; de un recibo de alquiler de vivienda, para solucionar un inminente desahucio; gafas, audífonos y muchas otras necesidades.

Se reparten unos 1.200 Kgs. mensuales de alimentos a asistidos de la Hermandad y a Cáritas Parroquial.

Se presta ayuda  a los conventos de clausura, no sólo facilitándoles el acceso al Economato Casco Antiguo, sino financiandoreparaciones urgentes y necesarias para la habitabilidad del convento o sufragando cualquier otro gasto necesario para el desarrollo de sus actividades. 

el 20 Octubre 2015
Visto: 2255