José Luis Guerra y Guzmán

José Luis Guerra ingresó en la Hermandad de la Soledad el 1 de mayo de 1864, a poco de la rehabilitación cuando todavía se residía en San Miguel, seguramente debido a la cercanía de su domicilio con la extinta parroquia, pues vivía en la plaza del Duque, 15. Desde el principio tuvo notoriedad en la Hermandad pues ese mismo año de 1864 fue elegido fiscal, al siguiente consiliario para ocupar la vicepresidencia soleana desde 1866 a 1871. Tras salir de la Junta en la época de Lamarque se reincorporó nada más dimitir éste, de nuevo como teniente de hermano mayor para encabezar luego la cúpula de la Hermandad en 1887.

El gobierno de José Luis Guerra y Guzmán, que duró casi una década, se caracterizó por la incorporación a la Mesa soleana de miembros directos de su familia. Así en esa misma elección entró su hijo Antonio en la secretaría, y es destacable como en poco tiempo dimitieron cargos principales como el teniente de hermano mayor Mariano Ordóñez y el mayordomo Francisco Fernández Bejarano. Entonces se dispuso a dirigir la economía de la Hermandad su otro hijo Domingo Guerra y Mota, por lo que los tres cargos fundamentales estaban cubiertos por José Luis Guerra y sus hijos. Otros parientes que entraron esos años en el gobierno fueron Julián Esparragosa Guerra, José Mota González, Francisco Mota Salado y José Mariano Mota Salado. Todo apunta a que gracias a las aportaciones económicas de esta familia pudo pervivir la Cofradía de la Soledad en estos años.

José Luis Guerra y Guzmán falleció el 13 de abril de 1895 celebrándose una misa delante del altar de N.ª S.ª de la Soledad. En la sala capitular de la Capilla una lápida de mármol recuerda la labor de este soleano del siglo XIX.

el 05 Febrero 2012
Visto: 1133