Santiago Martínez Martín

30SantiagoMartinezMartinSantiago Martínez nació en Villaverde del Río en 1890 y se trasladó a Sevilla en 1906, donde estudió en su Escuela de Bellas Artes, recibiendo la formación pictórica de Gonzalo Bilbao y García Ramos, aunque en su etapa madrileña se influenció por el estilo luminoso de Sorolla, a quien conoció y trató algunos años. Con esta base formativa y sus cualidades naturales desarrolló un sereno impresionismo, sobresaliendo en su temática los asuntos costumbristas, pero plasmados desde el academicismo, huyendo de triviales interpretaciones .

Estuvo integrado en las corrientes intelectuales de la Ciudad, ingresando en el Ateneo y por ello encarnó al rey Baltasar en la Cabalgata de 1924. Llegó a la Hermandad de la Soledad por su concuñado Manuel Petit, y cabe destacar en lo personal su matrimonio con Pilar Caro Villegas, de cuya unión nacieron cuatro hijos: Santiago, Carlos, Diego y Adolfo. Precisamente, ellos son los beneficiarios del honor de portar una manigueta de las andas de N.ª S.ª de la Soledad, ya que este fue el pago inmaterial que la Hermandad otorgó al autor por la creación y dirección artística de la impresionante obra del paso, como quedó reflejado en el acuerdo del cabildo de oficiales celebrado el 13 de mayo de 1951, donde se decidió «vincular en propiedad a don Santiago Martínez Martín autor del felicísimo dibujo del nuevo paso, la manigueta anterior derecha para que sea servida por él o sus herederos en línea directa, en las procesiones de penitencia de nuestra cofradía». La singularísima creación fue gestada en 1947, y se desarrolló durante unos años debido a la complejidad y riqueza de su programa iconográfico, para el cual realizó numerosos dibujos, once de los cuales entregó en mayo de 1949, poco antes de que comenzara la ejecución de la talla del paso. Estos dibujos y los vaciados en escayola de la imaginería fueron donados a la Cofradía de la Soledad por su hijo Santiago Martínez Caro, en nombre de la familia, en septiembre de 1995.

El diseño del paso no fue la única dedicación del artista a su Hermandad, pues intervino en la policromía de la Imagen de la Soledad en dos ocasiones: primero en 1953, y en 1970 específicamente sobre las manos. Tras una longeva vida falleció este creador soleano el 11 de noviembre de 1979, celebrándose dos días después misa por su alma delante de N.ª S.ª de la Soledad.

el 19 Febrero 2012
Visto: 2616